¿Cuáles son las diferencias entre cloud público, privado e híbrido?

Usted está aquí

¿Cuáles son las diferencias entre cloud público, privado e híbrido?

La tecnología en la nube es uno de los campos que más está contibuyendo a modificar los comportamientos internos y externos de las empresas en cuanto a la comunicación, circulación y consulta de ficheros, y archivos compartidos; pero también a la hora de usar, almacenar y producir tecnologías y procesos propios.

El cloud no es solo una tecnología para ahorrar costes y aumentar la eficiencia de las operaciones, sino "una pieza fundamental en el diseño de la estrategia y los modelos de negocio de las compañías", y es habitual referirse a la nube como la base sobre la que transformar digitalmente a la empresa.

El cloud computing es un modelo de servicio que ofrece las funcionalidades de un sistema informático pero en lugar de estar instalado en un ordenador, se encuentra alojado en servidores de internet y se puede acceder a él a través de cualquier dispositivo conectado a la red.

En el mercado, encontramos -a día de hoy- tres grupos distinguidos de cloud: el público, el privado y el híbrido. Decantarse por uno u otro modelo, dependerá del entorno de la propia empresa, del uso que le deban dar sus empleados y del tipo de trabajadores y de clientes que esta tenga.

Cloud privado

El cloud privado suele funcionar de la siguiente manera: es una plataforma que se encuentra en un data center externo o interno y que, a su vez, se integra dentro de la red de datos de la propia empresa, protegiéndose del mundo exterior. Es decir, simula ser un servidor propio, y es la opción de grandes sectores como la banca.

Beneficios principales: seguridad, adecuación y encaje.

Desventajas principales: al ser una solución que se ofrece a la empresa, a su entera disposición y arbitraje, suele ir acompañado de una inversión inicial alta. Cada innovación también puede resultar cara.

Cloud público

Los clouds públicos son sobradamente conocidos, ya que forman parte de este grupo plataformas con millones de usuarios registrados como Dropbox, o el propio servicio de Google, Google Drive. El hecho de que muchos trabajadores estén familiarizados con ellas fuera del ámbito laboral, puede suponer una ayuda. Las empresas pequeñas, start-ups o de desarrollo de software son las que más utilizan este tipo de soluciones.

Beneficios principales: agilidad, precio reducido, competitividad y actualización continua. Las economías de escala permiten que resulte especialmente atractivo. Cualquier avance en la programación y en el mantenimiento del sistema, beneficia a todo el arco de usuarios conectados a este. 

Desventajas principales: dependencia del proveedor y de la conexión a internet, y la integración con los sistemas propietarios que disponga la empresa.   

En caso de fallo del sistema

Si bien es cierto que la responsabilidad de solventar los errores del sistema que puedan surgir siempre será del proveedor, el seguimiento de la incidencia puede ser difícil por parte de las empresas dependientes del sistema. Ahora, en ningún caso debemos presuponer una peor gestión por parte de estas, ya que el foco de atención al que deberá hacer frente el proveedor es exponencial para dar una respuesta eficaz y hallar una solución por la cantidad de clientes expectantes.

Cloud híbrido

La combinación de servicios cloud privados y públicos es el sistema que se impone para el resto de compañías: arquitectura cloud en instalaciones corporativas o de proveedores de alto nivel y recursos en nubes públicas, útiles para casos excepcionales (puntas de trabajo y demanda). Puede ser que se necesite usar más potencia de la contratada en nuestro entorno interno y es entonces cuando se recurre a un cloud público, para sufragar esta necesidad de espacio, o para la realización de tareas que requieran de mucho manejo de datos. Gartner prevé que en 2017 el 50% de las empresas dispondrán de cloud híbrido.

Beneficios principales: el arrendamiento de uso de servidores de alta capacidad a coste bajo -otra vez gracias a la economía de escala- y la calidad de los servicios ha mejorado mucho en los últimos años.  

Desventajas principales: asegurar la integración entre los sistemas propios y los diferentes proveedores de cloud.  

¿Qué tipo de cloud conviene a mi empresa?

Si la empresa dispone de una estructura ligera y dinámica, es decir, que los empleados o trabajadores no siempre ejerzan su trabajo en el espacio físico de la organización, un modelo de cloud público o híbrido sería la mejor solución. Si, por el contrario, estamos frente a una compañía con una estructura más amplia y compacta, la opción de un cloud privado puede llegar a ser más acertada.

Nos decantemos por uno u otro, es importante que se dedique un tiempo prudencial a desarrollar un sistema cortafuegos, que permita establecer de forma correcta y segura los permisos y roles de visibilidad y edición de cada archivo, servicio, documento y carpeta creada dentro de este entorno. Algo no menos importante es decidir qué tipo de archivos se deben añadir y cuáles deben quedar exentos. También deben tenerse en cuenta los requisitos y la protección de datos que ofrece cada tipo de cloud, comparándolos con la normativa vigente.


Leave a comment

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Shortcodes usage

  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.