Tecnología y empresa en 2018: retos y oportunidades

Usted está aquí

Tecnología y empresa en 2018: retos y oportunidades

Vivimos un momento en el que todo cambia y lo hace de forma muy rápida. Cambian los modelos de negocio, la tecnología, la forma de trabajar… Y tenemos que estar atentos a los movimientos del mercado para saber hacia dónde dirigir nuestros negocios. Así que en este artículo vamos a repasar las tendencias globales que consideramos más relevantes en el mundo de la empresa. Algunas las deberemos seguir para ver cómo evolucionan, pero otras son de aplicación inmediata. Esta es nuestra selección:

Inteligencia artificial (también en la nube)

La IA es una de las tendencias con mayor potencial por las posibilidades que está aportando para automatizar procesos y tomar decisiones en tiempo real mediante el análisis de datos. Es una tecnología todavía en definición, pero nuestra recomendación es la de seguir qué están haciendo las empresas grandes y, más adelante, explorar posibilidades. Amazon Web Services ya ofrece algunos servicios de inteligencia artificial a través de cloud y está trabajando en potenciar el aprendizaje automático. Su uso se está democratizando gracias a la nube, porque cualquiera puede acceder a esos servicios. Para el gigante chino Alibaba, la IA será el principal consumidor de aplicaciones cloud. Todavía nos encontramos en fase temprana, pero la tendencia está claramente definida.

Asistentes virtuales

Se espera que sean el próximo boom global a nivel de consumidor. Nos referimos a los altavoces inteligentes de Amazon, Google, Apple o Microsoft, que actúan como asistentes virtuales en el hogar. Pero también para los clientes de una empresa. Numerosas marcas están haciendo pruebas para gestionar la atención al cliente a través de chatbots, sobre todo del sector retail y servicios. Muchas startups ya ofrecen soluciones que están popularizando su uso. Ahora bien, las tecnologías de procesamiento del lenguaje son fundamentales para un correcto funcionamiento, y este es el campo de batalla de los grandes. Habrá que estar atento a los movimientos del mercado y no precipitarse con soluciones que produzcan insatisfacción en nuestros clientes.    

Agilidad

La velocidad con la que se producen los cambios tecnológicos requiere que las organizaciones sean flexibles y con una gran capacidad de adaptación. Además, las nuevas dinámicas globales requieren que los productos y servicios se lancen al mercado cuanto antes para distinguirse de la competencia. El concepto de agility, que proviene del desarrollo de software, se aplica, sobre todo, a la gestión de procesos. Estas metodologías de trabajo se están convirtiendo en tendencia, tanto en startups como en grandes empresas. 

Digital Workplace

Se habla mucho de la omnicanalidad de cara al cliente, es decir, que la experiencia del cliente sea la misma independientemente del canal, pero nuestros equipos también demandan una experiencia digital satisfactoria. Para ello debemos ofrecer formación, herramientas y una nueva cultura, adaptada a los retos de la era digital (movilidad, colaboración, transparencia…). El concepto Digital Workplace (puesto de trabajo digital) es una necesidad, no solo para incrementar la productividad sino para retener el talento.

Blockchain

Aunque todavía lejos de impactar en empresas pequeñas o medianas, a no ser que seamos una startup que quiera desarrollar usos para esta tecnología, conviene entender el concepto Blockchain del que tanto se habla. En este artículo se explica de forma sencilla. Según IDC, en 2017 se gastaron 945 millones de dólares en soluciones de Blockchain, y la previsión para 2018 es que alcance los 2.100 millones de dólares. Más del doble. La banca es el sector que más atención está prestando, sobre todo porque su primer uso ha sido para implementar Bitcoin, la divisa digital, pero su impacto puede extenderse a sectores como el de los seguros, las telecomunicaciones o la administración pública. Recomendamos estar atentos, como en el caso de la inteligencia artificial, porque son estas tecnologías innovadoras las que pueden revolucionar tu sector.

Nuevas amenazas de seguridad

2017 ha sido el peor año en cuanto a ciberseguridad. El motivo es que se han sofisticado los ataques y la red criminal es cada vez más extensa. Recordemos los frecuentes ataques de ransomware (Cryptolocker, Bad Rabit, WannaCry…), las vulnerabilidades de dispositivos del Internet de las Cosas, redes de wifi o bluetooth, o incluso procesadores (el caso de Intel). Las empresas deben protegerse en todos los frentes, ya sean redes, ordenadores, móviles o cloud. Y esa protección ha de empezar por el empleado.

Nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD)

La economía digital trabaja con una fuente de riqueza que son los datos, ya sean de empresas, organizaciones o personas. Pensemos, por ejemplo, en big data, smart cities, o redes sociales. Europa ha definido un nuevo Reglamento de Protección de Datos, que entrará en vigor el 25 de mayo de 2018 y para el que muchas empresas todavía no están preparadas. Te recomendamos que consultes la guía que ha publicado la Agencia Española de Protección de Datos.

Centros de datos híbridos y distribuidos: cloud y edge computing

Con el auge del cloud computing y del internet de las cosas (IoT), la tendencia que se observa en los últimos años es contar con centros de datos híbridos, combinando alojamiento físico en sedes con nubes públicas o privadas. Para gestionar el volumen de datos crecientes del IoT, esta red se complementa con “micro-centros de datos situados en los bordes o márgenes de la red corporativa” (edge computing). Ahora se procesan un 10% de los datos en este tipo de centros y en 2022 serán un 50%.


Leave a comment

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Shortcodes usage

  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.